Paginas

domingo, 18 de junio de 2017

Seguimos con Octava: Seguimos con la sangre y la muerte


¡Güenas, aquí El'Val otra vez desde el club de la Marca d'Egara! Me he aprovechado de uno de nuestros queridos fanboys para ayudarle a montar los Primaris de la nueva caja y probarlos in situ a saco paco en una batalla contra nuestro compañero tiránido apropiadamente conocido como Malbicho.

Y poco más, nos hemos dado tortas a 1.500 puntos (1.502 en mi caso, que soy un rufián).



Los reportes vienen con música. Punto.


El montaje.

Ya que estamos hagamos una breve reseña.

Esta es la canción que asocio a los Primaris. Comprenderé que paséis de largo.

Sólo hemos montado la parte de los Primaris, todos de cero en un momentillo: La verdad es que no tiene complicación ninguna, y en las instrucciones (Que fiel a mi vena anarquista sigo sin utilizar desde que abrí la primera caja de miniaturas) viene una novedad, al menos para mí, y es que te marca dónde debes poner el pegamento para el montaje.

Nada, caja básica; Cuatro piezas o cinco por marine con los encajes facilones, se enganchan bien y sin problema a excepción de los tios esos que vuelan los Inceptors (Escuadras Iniciadoras para Wikihammer y nuestra 'manía' de traducir lo que ya no traduce GW) que son un auténtico coñazo, pero con un poco de andamiaje se apañan.

¡Si no sabes montar una miniatura aquí no te lo voy a arreglar! Los sensillos videotutoriales hoy no, hoy toca sangre.


Listas.



Malbicho sacó a pasear 20 Genestalers, dos unidades de 20 Hormagantes, tres Guardias Tiránidos, el Señor de la Horda, 5 cabezones, un Trygon y 2 Carnífex. Todos muy monos, una buena mariscada de gambas espaciales. Perdón, quise decir abominables y despreciables xenos indignos de siquiera dislumbrar la sacridad del suelo Imperial.

Que mal quedan estas fotos a lo largo. Sí, sé que no se ve una mierda.

Los Martillos de Wikia eran apenas un pequeño refuerzo a los practicamente 1.000 puntos que cubren los Primaris por si solos.

Siempre que puedo llevo la lista empresa. Es raro que use algún soporte: Excel y pa'lante. Y suelen traer frase.

Tengo alma de Templario Negro, de hecho por presiones y amenazas de Wikihammer que no puedo desvelar despinté mis pobres Templarios a favor de Martillos de Wikia. 

Como seguimos siendo hijos de Dorn, no pasa nada. Además yo siempre he usado sus reglas, aunque a veces he trasteado con versiones más propias de Puños Imperiales.

Aún así ahora mismo las reglas para representar Templarios Negros se basan en dos cosas:

1) Que molamos mucho más que los que no son Templarios Negros.
2) Que molamos mucho más que los que no son Templarios Negros. Dos veces porque es verdad que molamos mucho más.

1.500 puntos sin vehículos, si no contamos el Dreadnought: "¿Para qué necesitamos transportes si nos mueve EL ODIO HACIA LOS XENOS?".

No harían falta Rhinos después de todo. Las gambas corren ,y corren mucho, y mucho es mucho; El teorihammer de Tiránidos asaltando en el primer turno no es una broma.


Malbicho puso la mesa mientras yo terminaba los últimos Primaris. Un tío de esos que van volando se quedó sin pegar a la peana, lo demás todo bien.



Hay dos estatuas más o menos en el centro de las zonas de despliegue (Junto al pulgometro nuevo por ejemplo): Son los dos objetivos, nuestro objetivo era mantenerlos y arrebatar al del contrario.
Despliegue de los Martillos de Wikia. Se quedan en reserva los cosplayers Kharadron.
Hay pocas cosas más gratificantes que poder decir "Hay 51 minis de infantería de los Marines Y TE ODIAN". Ahí hay una pelota de 30 Cruzados con sus sendos escudos humanos neófitos en primera fila para que mueran primero aprendan mejor y cojan experiencia rápido de la batalla. Los Primaris se ocupan de los flancos, incluyendo esta escuadra de Purgainfiernos que tendría un fatídico protagonismo.

El otro lado, donde el Capitán Primaris encabeza a 10 de los suyos.
Que vienen, que vienen, que vienen...
El enjambre tiránido básicamente viene con una enorme fuerza central (directa hacia los cruzados) donde se adelantarían los 40 hormagantes: Trygon y Robagenes esperan al final de la fase para saludar.

El rol del Trygon es una auténtica pasada en esta edición.

Unas piedrecitas no iban a parar un enjambre.
Esos Hormagantes avanzarían aún más gracias a las bonitas chuches de los tiránidos...
Los disparos de los Carnífex son una anecdota que no merece la pena reseñar. Simplemente todo avanza y en Fase Psíquica, cosa que harían toda la partida, el Señor de la Horda y los cabezoncitos se encargarían de maldecir a las distintas escuadras de Marines Espaciales para que impactaran con un -1.

En este momento los Purgainfiernos se dan cuenta de lo jodidos que están...

Aparece el trygon y con él una escuadra de Línea puede acompañarle... Sólo 20 Genestealers de nada, los cuáles han mejorado mogollón.

Ambas unidades de Hormagantes atravesaron toda la mesa y llegaron a trabarse al combate en el primer turno tiránido.
"Ven, ven, cuánto más te acerques menos tendré que andar yo para ir a darte amor con la espada sierra." Le amenacé varias veces al rival... Y no me dio ni la oportunidad de cargarle. Estúpidos tiránidos egoístas. 


El dreadnought es testigo atónito de cómo ya se está dando de ostias hasta el apuntador. Hay nada más y nada menos que unas 72 miniaturas trabadas en combate en el primer turno...
Como la otra vez, y ya siempre; Marcadores míos para todo, para marcar las maldiciones psíquicas (Jugando Templarios y Tau qué bien me voy a comer los poderes psíquicos, ñam), quién chequea moral y esas cosas.

Caen los primeros neófitos, la frase que acompañó la retirada de los tres primeros es: "O aprenden o se mueren, así se forjan los Templarios Negros." Y no aprendieron.

Como mola el nuevo despliegue rápido, en serio.

Llegan refuerzos para los Marines, descubrimos dos cosas: Dos bólters de asalto Primaris disparados a la vez molan mucho, y que los Zoántropos (Sí, sé como se llaman) con la invulnerable de +3 se hace realmente duros y difícil de matar. Apenas rasqué unas heridas.

Ojito a las seis heridas que lleva el trigon: Un fusionazo del cañón del dread (Repetido para impactar con Estratagema).
He obviado una foto donde bueno... El Trygon y los Genestealers alcanzaron a los Hellblasters de los Black Templars: Trygon realmente pifió y no hizo practicamente nada, y los Genestealers asesinaron sin ninguna piedad a 4 de los Primaris.

El superviviente se retiró avanzó de espaldas al enemigo hacia una nueva posición táctica mientras el Hermano Dreadnought Fisdasvinto le tomaba el relevó y se lió a pisar gantes con un nulo éxito (Otra pifia).

Los Genestealers se descubrirían realmente peligrosos gracias a sus garras demasiado afiladas incluso para un Dreadnought.

En el centro de la mesa las espadas sierra y de energía trocearon Hormagantes a placer pero gracias a la presencia sináptica, inmunes a la moral, se quedarían varios turnos hasta el último.

Los disparos de los Primaris pasan bastante desapercibidos, dado que están intentando matar a los Carnífex.

Turno tiránido... Temed al brujo.
El poder de Aplastar pone fin a la existencia de la peana vacía. Será recordada por su valentía.

Nótese que el dreadnought lleva tres heridas por los Genestealers.

El trigón rodea al dreadnought y le asalta por la espalda: Gracias al uso de Estratagema, el Hermano de la Guardia Eterna atacó primero y de una ostia bien dá le enseñó al bichejo ese quién manda. En resumidas cuentas: Fuerza 12 y daño 3 no es despreciable, el trygon murió antes de poder hincar sus dientes otra vez.

Acto seguido los Robagenes rodean a nuestro héroe...
Nada más ni nada menos que unas seis heridas mortales se comió el dread inmediatamente después de librarse del trygon, siendo despedazado.

Libraremos una nueva batalla para recuperar su sarcófago.

Y aquí estamos donde nadie quiere estar: Asaltado por un Señor de la Horda.
Durante todos los turnos de combate el Portaestandarte se descubrió como lo que es: Un personaje que vale su peso en oro. Rascamos varias heridas gracias al último golpe de gracia que permite a los que están a su alrededor, y su presencia inspiradora mitigaba la opresión al liderazgo que traía consigo el bonito mastodonte tiránido.

Ni siquiera unos veteranos de la vieja guardia de verdad como estos marines (La mayoría procedentes de Cruzada Estelar) pudieron contener al monstruo.

Una vez termina el turno tiránido ya no queda ni el tato en el centro.

Voy a resumir la carga del cosplayer de Guilliman del Capitán en Glavis pasando directamente a la siguiente foto.

Maldito inútil...
Tal cuál hizo el dread con el trygon, el Carnífex se valió de una Estratagema para contracargar al Capitán Primaris y le atizó 6 heridas que el Halo de Plástico no salvaría ni una matándolo en el acto de un coletazo.

Tú no serás recordado, Capitán Primaris. Que te den ¿Por qué no pondría el Campeón del Emperador?

La carga de los amiguitos voladores para intentar rascar heridas mortales no salió.

Se disputa el objetivo pero hay demasiados cabezones vivos.

Los Templarios no mueren, descansan un momento hasta que su odio los devuelve al combate.
Con los Carnifex y Guardias Tiránidos, y el Amigo de los Niños, poco queda de los Cruzados que han aguantado tres turnos de continuo castigo y se han impuesto (Con la complicación del No hay dolor regalado con blasfemas artes a los hormagantes) a la Línea tiránida.

Sabes que tienes un mal día cuando en tu retaguardia hay una quincena de Genestealers.
Los Primaris que refuerzan la caída del Dreadnought y los Purgainfiernos se meten en el meollo sin remordimiento, sin piedad; sin miedo. Equilibran el combate de inicio, caen varios Genestealers.

El Teniente Primaris sigue el ejemplo de su capitán y se va a tomar por saco: El Señor de la Horda lo trincha como para matarlo quince veces.
Los últimos Hormagantes mueren tiroteados a quemarropa por las pistolas, y poco hay de destacable; El Portaestandarte no caerá en caer, y con él los últimos cruzados.


Los Genestealers se terminan por imponer a los Primaris, sólo quedan un par.


Más magia impura deja al sargento volador solo contra los psíquicos.




Los Guardias Tiránidos (Que por primera vez tienen hueco para golpear los tres) eliminan a un par más de Martillos de Wikia.



Vista general del final.
Cuidado que entre una cosa y otra (Como el último golpe del Capitán en Glavis gracias al Portaestandarte) el Teniente Primaris elimina al Carnifex más cercano. Quedan unos 13 marines en mesa, de 50 aproximadamente. Los Tiránidos no se han ido sin bajas, aunque tienen superioridad evidente y han dominado la partida.



Opiniones, cosas.

Me reafirmo en casi todo lo que ya dije hace un par de semanas sobre el juego en general. Creo que no hay ningún punto en que deba retroceder.

Primaris.

Destaco que a mi los Primaris nunca me han convencido y que no son míos, ni lo serán; No los quiero, no necesito más infantería y no me aportan nada al ejército: ¡Pa vosotros enteros!

Esta batalla era para probar los Primaris, especialmente. Por regla general están muy bien (Los Hellblasters/Purgainfiernos son brutales), con un gran alcance y duros, lo que quiere decir que son perfectos para anclarse en un objetivo y quedarse ahí.

Siguen gustándome más los Tácticos (Más versátiles, las mismas heridas pudiendo separarse y con armas pesadas y especiales, además de opciones de cac) pero hacen un buen papel fácilmente. Los Tenientes estuvieron muy bien, el portaestandarte es como cualquier otra versión del Anciano y el Capitán pintaba muy bien hasta que murió a la primera.

Pero es un personaje muy poderoso y muy peligroso con ese Puño de Combate, esa Resistencia y seis heridas, que no son pocas.

Partida.


He echado en falta toda la partida tener más Templarios Negros: Más opciones móviles y capaces en cuerpo a cuerpo, como habrían sido Marines de Asalto, un Land Speeder o dos, incluso Motos; La partida ha sido divertida y amena aunque he ido perdiéndola desde el primer turno sin opciones a victoria reales. (Y es que eso me da igual.).

Soy Tau (MUY Tau), pero también tengo estos Marines (Qué queréis que os diga, de segunda mano eran muy baratos y fue mi primera opción para jugar al juego) y ahora mismo Octava me llama muchísimo para darnos de ostias como panes, sin preocuparme del disparo. Así que de momento seguiré con los Templarios.

Las pistolas han sido hasta determinantes, son una gran ayuda para los Marines Tácticos que, con un sólo ataque, siempre han tenido problemas para defenderse en cuerpo a cuerpo; Básicamente sólo mataba el sargento y el resto eran unos inútiles. Ahora bueno, hacen un ataque más; Mola.

El microjuego que heredamos de Age of Sigmar es genial: Los combates evolucionan según las bajas y el movimiento de las miniaturas, haciéndolas fluir con cierta gracia haciendo tener en muchísima cuenta los culos de botella, los problemas de las cargas lejanas (Donde no llegan todas las miniaturas a pegar, lo que reduce la eficacía que tienen a priori las hordas).. Me gusta, es divertido, los personajes tienen una gran presencia en el campo de batalla (Sobretodo por las auras, el Teniente es simplemente un tío de A4 con una espada de energía; Que está muy bien, pero no es Khàrn precisamente).

La Moral (Él por sinapsis y yo por Marine) la hemos notado bastante poco, aunque han muerto varios Cruzados por los chequeos (Uno o dos extras por turno).

Sigo estando muy contento.

Estratagemas.

Esta vez sí, hemos ido muy centrados en el uso de las Estratagemas y son GENIALES, dan una nueva dimensión a este juego, que sumado a la posición real de las miniaturas y las activaciones alternas añaden unos factores estratégicos que bueno, en 40k nunca hemos tenido que considerar.

Estoy ansioso de jugar partidas narrativas con sus propias Estratagemas, da muchísima vida y te lo hace pensar mucho cuándo o cómo dejarte llevar para usar esta herramienta extra, que además nos recompensa la construcción de un ejército en si. Es raro que no tengamos 5-6 puntos de comando, sino imposible no tenerlos.

La diferencia de una repetición ha sido que el Dreadnought fallara a que hiciera 6 heridas a un Trygon; Que el Trygon no llegara ni a atacar en su asalto por adelantarse, la muerte del Capitán Glavis cuando el Carnífex iba a morir practicamente sí o sí, la elusión de unos Peligros de la Disformidad, una distancia de carga salvada por repetición... A mi me parece fantástico, que suma mucha vida.

Así que nada, estamos encantados de esta nueva andadura y nos va a dar muchas horas y quebraderos de cabeza al montar las campañas y escenarios propios, que no tardaremos.

3 comentarios:

  1. Muchas gracias por un informe tan extenso!

    Por cierto, veo que los marcadores de X-Wing son útiles xDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si veo a los Lobos pronto en acción.

      Los tokens sí, a mi me dan la vida. He cogido todos los de cartón y los he dejado directamente en el club, ya que bueno; con los acrílicos de los torneos y tal me sobra ahora mismo; y estoy en parón igualmente de él.

      Eliminar
  2. Me resulta sorprendente no ver a Víctor ragear cuál barbaslargas sobre una edición de 40k. Es uno de los argumentos más fuertes que he visto para probar esta edición xD

    ResponderEliminar