Paginas

lunes, 1 de agosto de 2011

Munchkin

“Munchkin” es un alocado juego de cartas de rol creado por Steve Jackson. El juego trata de las aventuras de unos héroes que van a una mazmorra con la intención de conseguir todos los tesoros que puedan cargar,  matar a monstruos que se te pongan a tiro de hacha y adquirir experiencia (vamos subir de nivel), todo vale, así que puedes ayudar a un amigo si crees que sacaras provecho, o putearle como si no hubiera mañana y luego robar todo lo que puedas.

El juego se a echo rapidamente famoso por lo simple que es jugar con el pero sobretodo por el humor del juego, expresado en sus tronchantes cartas. Si as jugado a otros juegos de cartas como por ejemplo Magic, no esperes que te salga una espada que te da +2 al ataque, o criaturas como caballero de la oscuridad, mas te vale que te prepares para ver cartas de equipo como Pañuelo de los tipos duros,  Poción de halitosis, o enfrentarte al Conejito Totalmente Corriente, que me da que podría ser ese conejo de esa película, si soy lo suficientemente frikis me entenderéis

Aparte del juego original existen seis expansiones de juego añadiendo mas variedad a un juego que por si ya es muy alocado, por no decir los Spin-offs, Star Munchkin parodiando Star Wars, Super Munchkin que se ríe de los super héroes y Munchkin Cthulhu que creo que no tengo que decir que parodia, ¿no?.
Tengo jugado menos de lo que desearía a Munchkin, pero tengo que decir que pasado muy buenos ratos y eso que no es un juego muy complicado ni de largas horas de preparación, fue llegar un colega con las cartas ponerlas en la mesa y tras una corta explicación a jugar y pasar una buena tarde, eso si no dedicábamos a leer las cartas que nos aparecen graciosas en voz alta, todo un show de risas.

La pena es que este juego sin las ampliaciones se puede hacer algo repetitivo en tácticas si la suerte te acompaña a la hora de robar carta, encima las cartas base de verlas pueden perder toda su gracia, la piedra angular del juego. El único método efectivo para renovase un poco sin dejarte un pastizal, es ir jugando con gente diferente, ya que al desconocer como juega otras personas la partida se hace casi tan emocionante como la primera, pero por desgracia es algo difícil si vives en localidades como la mía que los grupos de jugadores son muy cerrados.

Toda esta entraba viene a que hace poco me entere que salio una versión en tablero del juego, Munchkin Quest, no veas las ganas que acabo de coger de echar una partida, tendré que preguntar por las asociaciones de rol que hay en lo pueblos vecinos a ver si alguien se a echo con una copia.

0 comentarios:

Publicar un comentario